Por un correcto tratamiento de la diversidad en los medios

30/10/17. Ante la existencia de muchos usos incorrectos, e incluso sumamente ofensivos, del tratamiento de las personas LGTBI en los medios, se ha lanzado una Guía de buenas prácticas para el tratamiento de la diversidad sexual y de género en los medios de comunicación.

Una guía elaborada por la Federación Estatal LGTBI y la FSC-CCOO, para ofrecer una herramienta útil para la construcción de un uso del lenguaje oral, escrito y/o visual inclusivo y responsable para con toda la sociedad.

guia-mediosLos responsables de la guía señalan que “es necesario que los medios de comunicación cuenten con códigos deontológicos y/o manuales de buenas prácticas en lo que, entre otros asuntos, se contemple el tratamiento periodístico de la diversidad sexual y de género“. Y con esta guía se aportan ideas básicas de acercamiento respetuoso y preciso a la hora de nombras y de mostrar a las personas homosexuales, bisexuales, trans o con comportamientos de género no normativos.

Se exige a los medios de comunicación que sean respetuosos; “el respeto supone reconocer en todo momento los derechos que cada persona tiene, condicionante imprescindible que debe estar presente en
la narrativa de cualquier hecho noticiable“.

Desde las entidades responsables, se indica que “temas como la línea editorial de un medio de comunicación no puede servir como excusa para perpetuar la discriminación y estigmatización de las personas LGTBI“.

portada face comunitatgay5Según el presidente de FELGTB, Jesús Generelo, “en el camino hacia la visibilidad y la igualdad, los medios han sido fundamentales. Gracias, en buena medida, al trabajo de muchos de ellos, las personas LGTBI han podido mostrarse socialmente, desprenderse de los estigmas, de los malentendidos, de esos prejuicios tan dañinos que han causado innumerable daño“.

Y el secretario general de FSC-CCOO, José F. Fernández, se lamenta que “todavía sigue existiendo muchos usos incorrectos, e incluso sumamente ofensivos, del tratamiento de las personas LGTBI, y muy específicamente de las personas trans, en los medios“.

Es imprescindible la formación específica sobre este ámbito y los compromisos formales por parte de los medios de comunicación, que se deberían reflejar en aspectos como la inclusión de referencias explícitas a la diversidad sexual y de género en los manuales de estilo y códigos deontológicos.