Sin salir del armario en el ámbito laboral

discriminacion_laboral20/04/17. El 30% de las personas LGTB encuestadas por la Federación Estatal LGTB ha vivido situación de discriminación en el ámbito laboral, un 20% se ha encontrado con trabas en la promoción profesional y en el acceso al trabajo, y un 24% ha sufrido acoso laboral. Además, entre un 50 y un 70% ha sufrido trato discriminatorio por parte de compañeros y compañeras, así como bromas ofensivas.

Son datos expuestos desde la Federación Estatal LGTB con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Trabajo, en base a los últimos estudios sobre discriminación por orientación sexual e identidad de género en España.

Datos que llevan a asegurar que dentro del colectivo LGTB “no se produce una expresión libre y natural de la orientación sexual y/o identidad y expresión de género en el ámbito del trabajo, estando muy presente el ocultamiento de la propia identidad por temor a una exposición que suponga despido, acoso, comentarios negativos o cambios de actitud, riesgos todos ellos difícilmente demostrables en situaciones de moobing”.

pancarta ccooUn ocultamiento que todavía es mayor para los homres gais, bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y que viven con VIH.

Y especialmente dura es la situación laboral para las personas transexuales. Acceder a un puesto de trabajo en igualdad de condiciones sigue siendo una utopía para estas personas; y complicado es mantener el puesto de trabajo cuando deciden iniciar su proceso de tránsito pancarta cgt enténdebido a la petición reiterada de permisos para visitas médicas.

Ante estas situaciones, desde la Federación Estatal LGTB se exige la aprobación de la conocida como Ley de Igualdad LGTBI en la que se garantiza, por ejemplo, la promoción y defensa de la igualdad de trato en el acceso al empleo o una vez empleados; la prevención, corrección y eliminación de cualquier tipo de discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género o características sexuales, en materia de acceso al empleo, contratación y condiciones de trabajo; el control del cumplimiento efectivo de los derechos laborales y de prevención de riesgos laborales de los colectivos de personas LGTBI por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social; y la incorporación en las convocatorias de ayudas para la conciliación la vida laboral y familiar, cláusulas que contemplen la heterogeneidad del hecho familiar.

Se deben adoptar protocolos que eviten y/o denuncien el acoso laboral LGTBIfóbico para que incluyan entre los motivos de moobing la orientación sexual y la identidad y expresión de género“, asegura Uge Sangil, vocal de Laboral de la Federación Estatal LGTB.