Gandia apuesta por un lenguaje igualitario

27/04/17. El Ayuntamiento de Gandia es uno de los 26 consistorios valencianos que, con la colaboración de la Conselleria y la Diputació, pone en marcha la campaña “Valencià per la igualtat: 10 recomanacions per a usar un llenguatge igualitari”.

IMG_20170418_115613Tiene un doble objetivo: promocionar el uso del valenciano y, además, subrallar la importancia de usar un lenguaje inclusivo en nuestro trabajo diario. Así lo ha señalado Lorena Milvaques, vicealcaldesa de Gandia y edil de Igualtat, Diversitat i Polítiques Inclusives, en la rueda de prensa de presentación de esta campaña.

En ella se incluye un decálogo de recomendaciones, especialmente dirigidas al lenguaje administrativo para el personal de la administración pero también para las entidades, asociaciones o medios de comunicación.

Mediante ejemplos, se propone priorizar las palabras genéricas o el uso del guión para evitar al máximo las palabras masculinas. Por ejemplo, “la ciudadanía” en lugar de “los ciudadanos” o “el vecindario” en lugar de “los vecinos”. Otras recomendaciones son: “la persona interesada” en lugar de “el interesado” o “lista de personas admitidas” en lugar de “lista de admitidos”.

Foto de Natxo Francés

Foto de Natxo Francés

Es necesario usar un lenguaje inclusivo que tenga presente a las mujeres y a los hombres y que nos ayude a cambiar nuestra percepción hacia una realidad más igualitaria e integradora“, según la edil de Igualtat de Gandia.

La técnica responsable de l’Agència municipal AVIVA de Promoció del Valencià, Imma Canet, ha destacado la importancia de usar un lenguaje igualitario para “no invisibilizar a la mujer y que no haya discriminación“.

Roser Pérez, técnica del departamento de Igualtat de Gandia, reconocía la dificultad de modificar el uso del lenguaje pero, poco a poco, se consiguen los cambios: “en el lenguaje comienza la culturización de la sociedad“.

Según palabras de la edil de Igualtat, “hay que recordar la importancia que tiene la lengua que utilizamos porque es el reflejo de nuestra sociedad y transmite valores. Por lo tanto, si hacemos un uso inclusivo del lenguaje, podemos influir también en el cambio hacia una visión no sexista de la sociedad, a la que tenemos que aspirar todas y todos“.