Dos cuentos de familias por gestación subrogada

10/12/15. “Eric y su familia” y “Papá, papi y yo” son dos cuentos escritos por Luis Moya y Denis Zamaro, padres por gestación subrogada.

portada cuento 2Son dos historias sobre gestación subrogada y también sobre diversidad familiar y los múltiples caminos que, gracias al avance de la ciencia, el conocimiento y el desarrolo ético y moral de la sociedad, tienen las personas para construir su propia familia.

Han sido presentados esta semana en Valencia. Sus autores han sido padres por gestación subrogada. Y han querido relatar su experiencia a través de estos dos cuentos.

Presentación de los cuentos en Valencia.

Presentación de los cuentos en Valencia.

Eric y su familia nos cuenta la historia de Eric que tiene un papá y una mamá. Vino al mundo gracias a la ayuda de Megan, que cuidó de él durante los nueve meses del embarazo. Y Papá, papi y yo es la historia de Ornella que tiene dos papás y vino al mundo gracias a Melissa.

Dos cuentos que son obra de Luis Moya, profesor titular de Psicobiología de la Universitat de València, y Denis Zamaro, profesor de italiano en la Escuela Oficial de Idiomas de Quart de Poblet. Las ilustraciones son de Mercedes Balaguer.

Ambos han querido compartir su experiencia.

La gestación subrogada o gestación por sustitución es una forma de reproducción asistida en la que participa una mujer que gesta el embrión, que puede ser el resultado de una inseminación artificial o de una fecundación “in Vitro”. Y los gametos pueden proceder de uno de los progenitores y de una donación de los dos progesnitores o de donaciones.

Mediante un acuerdo o contrato, una mujer consiente libremente en llevar a cabo la gestión, con el compromiso irrevocable de entregar el nacido a los otros intervinientes que serán los progenitores o padres.

La gestación subrogada es alegal en España, según el artículo 10 de la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, que califica este contrato de gestación de “nulo de pleno derecho”.

Sin embargo, la  Instrucción de 2010 de la Dirección General de los Registros y el Notariado ha dejado sin contenido efectivo la prohibición de la gestación subrogada al contemplar la inscripción en el Registro Civil de niños frutos de esta técnica, siempre que el procedimiento se haya llevado a cabo en un país en el que dicha técnica esté regulada, que uno de los padres sea español y que exista una resolución judicial que garantice, entre otros aspectos, los derechos de la mujer gestante. En la anotación que se haga en los registros españoles no figurará el nombre de esta mujer.

Una situación que origina discriminación entre aquellos que puedan costearse el tratamiento fuera de España y los que no puedan hacerlo.