Que la transexualidad no se considere una enfermedad mental

23/10/15. Entidades y asociaciones lgtb se unen a la llamada internacional contra la patologización trans que se celebra el 24 de octubre.

Es el caso de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales. Entre sus demandas se encuentra la “inmediata y definitiva retirada de la transexualidad de los manuales de enfermedades mentales (DSM y CIE)”.

diatransAdemás, España, donde se han llevado a cabo numerosas declaraciones institucionales contra la patologización trans, “debe adecuar su legislación a esta realidad, cejando en su empeño de exigir diagnósticos médicos para reconocer los derechos de las personas transexuales“.

Así mismo, el Grupo de Políticas Transexuales exige medidas referentes a luchar contra la transfobia en el ámbito laboral, la protección de las trabajadoras sexuales, y el reconocimiento de los derechos de las personas transexuales menores e inmigrantes.

Según el coordinador del Grupo de Políticas Transexuales de la Federación Estatal LGTB, “considerarnos personas enfermas vulnera nuestros más básicos derechos humanos“. Y añade que “la patologización de la transexualidad responde en realidad a la categorización como enfermedad de algo que no quería reconocerse y es que la diversidad humana es más variada y rica de lo que algunos han querido imponernos“.

Desde Lambda Valencia, se lamenta que, a pesar de las reivindicaciones y la lucha de los últimos años, la Organización Mundial de la Salud “siga sin reconocer la diversidad y esta institución continúe alimentando la discriminación y odio que sufren las personas trans catalogándolas de enfermas mentales”.

logo IG ACTUALIZADO 134x90 pix.Y desde la asociación INDEPENDENCE GAY, con sede en Gandia, se refuerza la exigencia de la reforma de la Ley 3/2007 aprobada en España y conocida como Ley de Identidad, ya que se cuestiona el hecho de que esta ley refuerce la consideración patológica de la transexualidad, al requerir de un diagnóstico de “disforia de género” para poder acceder a los derechos reconocidos de cambio de nombre y sexo legales.

INDEPENDENCE GAY se adhiere a las demandas internacionales para la despatologización de las identidades trans, así como también apoya la exigencia de cobertura pública de la atención sanitaria trans-específica, sin imponer tratamientos ni cirugías para, de esta forma, poder acceder al reconocimiento de la propia identidad de género.