Jugadores de rugby besándose y metiéndose mano

04/09/15. Una fotografía de jugadores de rugby durante un partido besándose y tocándose por debajo del uniforme.

rugby besándoseEsa es una de las imágenes que ha usado la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Denia en los folletos informativos sobre la apertura de matriculación en las escuelas deportivas municipales. Una oferta dirigida a niños y jóvenes de 0 a 15 años.

La polémica que ha suscitado esta fotografía ha ido acompañada de elusión de responsabilidades por parte de los tres concejales de Deportes que, desde que se imprimieron estos folletos, ha tenido el Consistorio. El presidente del Club de Rugby, Nicolás Viaud, comunicó su molestia a los responsables de las escuelas deportivas y se le dijo que había sido un error al repartir folletos que sobraron de años anteriores.

Lo mismo le dijeron a la actual edil de Deportes, Marian Tamarit, quien asegura que “la imagen no es ofensiva pero yo no la utilizaría para potenciar las escuelas deportivas“. Su antecesor en el cargo, Sisco Signes, se excusa diciendo que él no hizo ni encargó la publicación. Y el anterior edil de Deportes, Juan Carlos Signes, señala que no se dieron cuenta de la imagen de los jugadores de rugby que aparece en tamaño reducido junto a más fotografías de otras disciplinas deportivas.

Los responsables del Club de Rugby de Denia, padres y madres han puesto el grito en el cielo al ver la imagen que promociona la práctica del deporte entre los más jóvenes: rudos jugadores de rugby besándose y metiéndose mano por debajo del uniforme.

Folletos que ya están prácticamente repartidos en su totalidad.

Según los responsables de las escuelas municipales de Denia, “la imagen se nos coló y no éramos conscientes de que estaba en el folleto. Y los responsables políticos no se dieron cuenta. Unos por otros, la responsabilidad parece perderse por el camino.

La imagen en sí, efectivamente, no es ofensiva. Aunque su uso para promocionar la práctica del deporte entre niños y jóvenes no es correcto. Más bien, podría ser una imagen perfecta para cualquier campaña sobre la igualdad y el respeto a la diversidad.